A día de hoy las formas con las que los emprendedores y startups pueden financiarse han cambiado, por ejemplo, las empresas no tienen que conformarse con los créditos ofertados por las entidades bancarías, ya que existen métodos de financiación alternativa que cada día están ganando más relevancia. Entre estos métodos, a la hora de invertir o emprender destaca por su sencillez el equity crowdfunding.

Lo primero que debemos destacar del equity crowdfunding es que se fundamenta en el concepto de crowdlending, teniendo un funcionamiento similar a este método, este hecho nos lleva a tener que saber previamente en qué consiste el método crowdlending.

Lo más destacable del método crowdlending es la forma colectiva en la que se realiza la financiación. Dicha financiación consiste en la aportación de dinero por parte de diferentes personas con el fin de apoyar un proyecto, esta aportación es realizada por medio de una plataforma concreta. Como resumen, con el método crowdlending un mismo proyecto puede ser financiado por múltiples personas, este hecho facilita que se produzcan más inversiones, puesto que no es necesario invertir un gran capital.

Al no tener que desembolsar un gran capital a la hora de realizar la inversión, es un punto a favor del inversor, ya que de esta forma puede invertir en varios proyectos a la vez, diversificando su cartera y pudiendo obtener una mayor rentabilidad.

¿De qué manera financias tu #startup? ¿Conoces el método Equity Crowdfunding? Te explicamos qué es. Clic para tuitear

Habiendo definido el método crowdlending, ha llegado el momento de centrarnos en el equity crowdfunding. En esencia, el concepto es el mismo, puesto que ambos métodos son de inversión.

Las principales diferencias entre ambos métodos es el hecho de que el crowdlending los inversores prestan a una empresa o a un proyecto pactando el retorno del capital prestado con un calendario de cuotas con sus intereses correspondientes. Mientras que el equity crowdfunding, las personas interesadas en el proyecto o empresa realizan la inversión a cambio de una participación en su capital social.

Es preciso destacar que las plataformas de equity crowdfunding basan su actividad en poner en contacto a los inversores con empresas que no cotizan en bolsa y que están necesitadas de financiación, por dicho motivo, los inversores se convierten en accionistas con derecho a participar de los futuros beneficios de la compañía. Siendo esta la principal diferencia entre el modelo tradicional de crowdlending y el equity crowdfunding, ya que en este segundo método los inversores participan en el capital de la empresa, obteniendo retornos por medio de reparto beneficios o acciones o participaciones del negocio.

Llegados a este punto, la pregunta que se suscita es: ¿por qué es interesante el equity crowdfunding?

De igual manera que en el método crowdlending, ambos son métodos muy interesantes para los inversores, ya que como se ha mencionado anteriormente, no es necesario que cuenten  con un capital muy elevado. Además al realizar pequeñas inversiones en diferentes negocios, sobre todo en startup con un crecimiento rápido, los inversores podrán ver las ganancias con mayor rapidez, que si por el contrario solo se invierte el capital en un único negocio. Para los inversores el equity corwdfunding es un método muy interesante, ya que a pesar del riesgo que tiene cualquier inversión, dicho riesgo se minimiza al poseer una cartera diversificada.

El equity crowdfunding como vía alternativa para impulsar tu negocio

Con el inicio de un nuevo negocio o proyecto empresarial, uno de los principales problemas a los que se tiene que hacer frente es el acceso a fuentes de financiación, en este sentido las plataformas de equity crowdfunding aparecen como alternativa a los créditos ofertados por las entidades bancarias, que en muchos casos incluso les son denegados.

La AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech) ha definido a las plataformas de financiación participativa, como pueden ser las plataformas de equity crowdfunding, como los intermediadores entre los emprendedores y las personas físicas o jurídicas que actúan de inversores a cambio de un rendimiento. Estas plataformas, además de actuar de intermediadores, otorgan transparencia y confianza en la relación entre las partes.

Para que la campaña de equity crowdfunding  triunfe es fundamental que los responsables del proyecto cuenten con una definición de su modelo de negocios, además de un plan financiero. También deben establecer una política de participación de los inversores, que debe ser clara. Si el proyecto que ofertamos es atractivo, el número de potenciales inversores interesados en participar económicamente será más alto.

De todos modos, para saber qué tipo de crowdfunding se ajusta más a tu proyecto empresarial se deben tener en cuenta diferentes cuestiones:

  • En cuanto a los beneficios: en el caso del crowdlending los beneficios que se deben repartir a los inversores están relacionados con el tipo de interés pactado con ellos en el momento en el que realizan la inversión, mientras que en el equity crowfunding los beneficios deprenderán del éxito del proyecto.
  • En cuanto al riesgo: en el caso del crowdlending el riesgo de la inversión es menor, puesto que lo pagos son realizados en el momento acordado previamente, por lo tanto, y salvo que los resultados del proyecto sean malos, los inversores obtendrán el retorno mensual o anualmente. Sin embargo en el equity crowdfunding es riesgo se debe considerar muy alto, puesto que los inversores solamente recuperarán su dinero si el proyecto tiene éxito, y siempre en un largo plazo.
  • En cuanto a las garantías: en el caso del crowdlending dependerá de las condiciones que se hayan firmado con los inversores para la devolución del préstamo; mientras que en el equity crowdfunding no hay garantías, puesto que no hay forma de poder garantizar al inversor el éxito del proyecto.