Por buscar una definición sencilla y concisa de qué es un pacto de socios, podríamos decir que se trata de un documento que firman los promotores de un negocio para regular los aspectos esenciales de su relación profesional entre sí.

Para muchos emprendedores y empresarios, el pacto de socios sigue siendo la tarea por hacer. Ese asunto anotado en la agenda que transcurrido el tiempo permanece en el apartado o carpeta de “asuntos pendientes”. Muchas veces lo urgente impide lo importante. Es condición humana atender con rapidez las necesidades que apremian a corto plazo, aunque sean cuestiones baladís o de relativa trascendencia, y en cambio dejamos pasar el tiempo para acometer aquellas que verdaderamente pueden cambiar nuestro futuro en cuestión de segundos.

En ocasiones el pacto de socios se necesita cuando uno menos lo espera, y no haber previsto una correcta regulación de la relación profesional de los socios puede depararnos más de un disgusto. Nunca es tarde para firmar un pacto de socios. Aunque la empresa lleve años en el mercado, se estén consiguiendo los objetivos previstos, y la relación entre los socios sea óptima, SIEMPRE será buen momento para regular ciertas cuestiones en un pacto de socios.

Para muchos #emprendedores y empresarios, el pacto de socios sigue siendo la tarea por hacer. Muchas veces lo urgente impide lo importante. #Startups Clic para tuitear

¿Por qué es tan importante firmar un pacto de socios?

El pacto de socios actúa como un cortafuego ante posibles desventuras en la medida que puede evitar un problema, y también como una solución cuando la contrariedad sobrevenida no ha podido impedirse.

Uno de los problemas más habituales en cualquier negocio es la disparidad de opiniones que pueden surgir entre los socios. Esto ocurre incluso en las relaciones profesionales mejor avenidas, amigos de la infancia, familiares o parejas sentimentales. Estamos acostumbrados a recibir clientes que afrontan desavenencias con socios con quienes tuvieron máxima confianza y complicidad. Haber firmado un pacto de socios no solo puede resolver estas cuestiones sino que en gran medida las evita desde un principio.

Uno de los objetivos fundamentales es regular las funciones de cada socio, acordar las normas esenciales de actuación en situaciones concretas, y fijar desde un principio criterios que serán importantes en momentos posteriores (por ejemplo a la entrada de inversores, venta del negocio, etc.).

Cuando el pacto de socios se firma con inversores, puede servirnos de auténtico salvavidas. En nuestro artículo Principales riesgos en un pacto de socios comentábamos algunos casos concretos de emprendedores que perdieron todo su capital por no contar con un pacto de socios, o por haber firmado uno que no da cobertura suficiente a sus intereses.

¿En qué fase de la vida de una startup debemos firmar el pacto de socios?

El pacto de socios es importante desde el principio. Desde el mismo momento en que decidimos embarcarnos en una aventura empresarial y no somos socio único.

Cosa distinta es que a medida que nuestra empresa o startup crece, las necesidades varían y algunas cuestiones cambian. Por eso a lo largo de la vida de una startup, sobre todo si tiene éxito, quizá será necesario firmar más de un pacto de socios.

¿Cuántas clases de pacto de socios existen y cuáles son?

Como decíamos, el tipo de pacto que se requiere depende del momento en que nos encontremos y de las circunstancias particulares de cada caso. Las clases de pactos más definidos y que con mayor frecuencia son requeridos, responden a las distintas fases de crecimiento de nuestra startup. A continuación explicamos las principales características de cada uno dependiendo de que nos encontremos una fase más o menos temprana, enumerando algunas de las diferencias más significativas:

Pacto de socios en fases iniciales:

Nos referimos esencialmente a la fase temprana (early stage), fase semilla (seed stage), o pre-semilla (pre-seed stage) ya que el pacto de socios podría firmarse antes de haber constituido la sociedad.

En estas fases los socios maduran el concepto de producto o servicio que configuran la actividad principal, aportan fondos propios para el desarrollo inicial del negocio, ponen en marcha un MVP y buscan la validación de su idea. Puede ser incluso que desde una etapa prematura consigan financiación de los conocidos como FFF (family, friendns and fools).

El pacto de socios en estas fases tiene como misión fundamental repartir las primeras funciones, regular el reparto del capital social (equity), y sentar ciertos criterios que aseguren la viabilidad futura del negocio (especialmente en caso de crecimiento) evitando posibles circunstancias de bloqueo.

Pacto de socios en fases más avanzadas:

Nos referimos a la startup en fase temprana (early stage) cuando hemos alcanzado un mínimo nivel de desarrollo, y también cuando hemos avanzado a la fase de crecimiento (growht stage) o de expansión.

El producto debería estar ya desarrollado y puesto en el mercado, la empresa estará consiguiendo métricas para la optimización del producto o servicio. Es momento de buscar colaboradores, partners estratégicos y alianzas de negocio; y localizar los mejores canales de captación. Frecuentemente los emprendedores buscarán financiación por parte de inversores profesionalizados como business angels y fondos de inversión (venture capitals).

Es posible que las funciones de los socios hayan cambiado en esta nueva fase, aconsejando regular nuevamente los roles de cada uno en un nuevo pacto de socios. Ante la entrada de inversores, es importante negociar el control de la compañía y regular las funciones del consejo de administración y de la junta general de socios. También tendrán relevancia la negociación de cláusulas de carácter económico como el drag along o el tag along, que ya explicamos en artículos anteriores [Qué es el Drag Along en las Startups y Qué es la cláusula Tag Along los Pactos de Socios].

Si nuestra startup ha crecido en plantilla y tenemos especial interés en retener el talento, es posible que debamos incorporar al pacto de socios cuestiones relativas al reparto de phantom shares o incluso introducir una cláusula de vesting que asegure el compromiso de los principales intervinientes con la compañía. Puedes recabar mayor información al respecto en nuestros artículos Qué son las phantom shares y cómo operan y Qué es el Vesting en una Startup.

¿Para qué necesito un pacto de socios si ya existen unos estatutos sociales?

Se trata de documentos distintos con objetivos diferentes. El pacto de socios va más allá y regula cuestiones que exceden del cometido de los estatutos. En los estatutos se regulan los órganos de dirección pero no es el lugar apropiado para recoger las funciones de los socios, acuerdos internos de carácter económico, pactos que afecten a la venta de las participaciones en el futuro o compromisos de permanencia, por ejemplo. Es el pacto de socios donde deben abordarse todas estas cuestiones.

Sin embargo es importante que los estatutos sociales y el pacto de socios encuentren una coherencia común y no existan contradicciones entre sí. Los abogados encargados de la redacción deberá tener en cuenta esta circunstancia.

¿Necesito un pacto de socios si no considero que mi empresa sea una startup?

En nuestra opinión un pacto de socios es importante en cualquier actividad profesional donde existe una relación de sociedad con más de una persona, ya sea física o jurídica. Cierto es que esta figura se ha hecho más popular con la aparición de las startups, quizá porque el concepto de startup viene aparejado al seguimiento de un camino estandarizado por las reglas del proceso lean startup en la búsqueda del crecimiento empresarial, que en la mayoría de los casos va a perseguir el cumplimiento de unos mismos hitos (idea – mvp – validación – financiación – escalabilidad); lo cual requiere de parámetros legales y económicos que son coincidentes en la mayoría de los casos. Sin embargo el trasfondo de un pacto de socios es igualmente necesario en la empresa tradicional.

¿Se puede modificar un pacto de socios?

Por supuesto que sí, el pacto de socios es un documento privado al servicio de quienes lo acuerdan. De hecho debe hacerse cuando se percibe que las circunstancias han cambiado significativamente.