Abogados especialistas en Altos Directivos

Abogados especialistas en Altos Directivos

La importancia del asesoramiento de un abogado especialista en las relaciones de los Altos Directivos, Directivo en régimen laboral común y Consejeros

Ya estemos ante un Alto Directivo, un Directivo en régimen laboral común, o un administrador o miembro del Consejo, sabrás de antemano las numerosas dudas que surgen a lo largo de toda la relación profesional, desde el momento en que comienza la negociación del contrato hasta la desvinculación final.

Así pues, las cuestiones que surgen en relación con el contrato que os une profesionalmente, ya sea como Alto Directivo o en cualquier de sus diferentes modalidades, no sólo se producen en el momento de su firma, sino que serán constantes a lo largo de la existencia de la relación profesional y en muchos de los casos, al finalizar la misma, momento en que pueden desplegar efectos algunas de sus cláusulas.

La trascendencia de estar acompañado por un abogado especialista

Debido a la importancia en el mundo empresarial de los Directivos en general y de los Altos Directivos en particular para la buena marcha del negocio y de cara a la consecución de los objetivos de las sociedades mercantiles, el legislador ha dejado un amplio margen de actuación a la voluntad de las partes (Directivo y Empresa) a la hora de regular sus condiciones de trabajo, con el fin de aunar los intereses de ambos y permitir que la relación que los mantiene se realice bajo unos términos adecuados para los mismos.

Sin embargo, a pesar del margen dejado a la voluntad de las partes, debemos de tener claro que en atención al tipo de Directivo ante el que nos encontremos habrá una normativa legal de aplicación mínima que habrá que respetar en algunos casos y en otros será de aplicación en caso de que las partes no lo hayan estipulado en su contrato.

A modo simplemente de ejemplo, un Alto Directivo tiene la capacidad de estipular la fórmula indemnizatoria en su contrato de mutuo acuerdo con la Empresa, pero si no lo hace, en caso de desistimiento del empresario, el Alto Directivo sólo tendrá derecho a una indemnización equivalente a siete días del salario en metálico por año de servicio con el límite de seis mensualidades.

Por ello, los Abogados especialistas en Altos Directivos os ayudará en la identificación del tipo de Directivo ante el que nos encontramos, explicación de vuestros derechos y obligaciones y tomando como base estos puntos, acompañaros y asesoraros de manera profesional en la elaboración y aplicación del contrato y sus cláusulas, así como en el momento de la extinción.

Un abogado os ayudará a aprovechar la falta de regulación de nuestro ordenamiento con el fin de cubrir vuestros intereses de una manera profesional, jurídica y con pleno conocimiento, a efectos de evitar cualquier tipo de incertidumbre presente y futura y/o resolver posibles conflictos que surjan a lo largo de la relación laboral.

Una falta de previsión por parte de la Empresa o del propio Directivo en esta materia, tanto al inicio de la relación como durante su existencia y al finalizar la misma, puede suponer importantes pérdidas económicas y de derechos para ambas partes. Un asesoramiento profesional marcará la diferencia.

Somos abogados especialistas en todo tipo de relaciones directivas
Somos abogados especialistas en todo tipo de relaciones directivas

¿Cuándo podemos necesitar la asistencia de un abogado?

Debido a la especial complejidad de este tipo de relaciones, el hacernos acompañar por un abogado especializado en la materia aporta una dosis de tranquilidad necesaria en puestos de esta categoría.

Debemos tener en cuenta que estas necesidades no surgen únicamente en un momento inicial, puesto que a lo largo de toda la relación profesional pueden surgir diferentes situaciones en las que se hace especialmente importante dicho asesoramiento.

A continuación hacemos una breve reseña de las necesidades que surgen en cada fase:

Momento inicial – Negociación y firma del contrato

Sin duda se trata de un momento esencial y clave para el correcto desarrollo de la relación del Alto Directivo, pues lo que no esté puesto en el contrato no existe. Un adecuado asesoramiento en este momento evitará sorpresas futuras y preservará los intereses de las partes (Directivo y Empresa) de manera intacta a lo largo de toda la relación sin perjuicio de que esta se pueda ver deteriorada por diversos factores.

Algunos de los puntos a tener en cuenta en esta primera etapa son los siguientes:

  • Negociación de las cláusulas del contrato.
  • Redacción del contrato.
  • Redacción y negociación de los poderes y funciones.

Momento intermedio – Durante el desarrollo de la relación profesional

Debido a que la vida de una empresa es dinámica y se ve modificada con el paso del tiempo, la posición del Alto Directivo o del Directivo no será siempre la misma, sino que irá variando en atención a los hechos que puedan ir ocurriendo. Asimismo, el asesoramiento por parte de un abogado durante estos hitos es fundamental para mantener la posición de valor dentro de la Empresa.

Algunos de los puntos a tener en cuenta durante esta etapa son los siguientes:

  • Interpretación y aplicación de las cláusulas (ej. Vacaciones, beneficios sociales, etc).
  • Situaciones de compraventas de empresas en las que el Directivo pueda verse involucrado.
  • Cambios de rol y de funciones en la Empresa.

Momento final – Extinción de la relación profesional 

Se trata del momento más complicado y delicado, donde más necesaria se hace la actuación de un abogado especializado. Ya sea bien porque el Alto Directivo quiera desistir de su puesto o bien porque la Empresa decida prescindir del mismo, es absolutamente necesario actuar de manera hábil y ágil, así como hacerlo a través de un asesoramiento estratégico cuyo único fin debe ser conseguir los objetivos marcados, protegiendo los intereses.

Algunos de los hitos a tener en cuenta durante esta etapa son los siguientes:

  • Indemnizaciones y blindajes.
  • Cumplimientos de preavisos.
  • Aplicación de cláusulas que entran en vigor al finalizar la relación (ej. no competencia postcontractual).

Más información sobre nuestro departamento especializado en relaciones directivas


Alberto González
Director del Departamento de Derecho Laboral